• Gestaluz

Músculo Transverso abdominal, ¡nuestra faja natural!


La gestación trae consigo una serie de cambios en nuestro cuerpo.

El crecimiento uterino provoca un desplazamiento del abdomen hacia adelante, aumentando la curvatura de la columna lumbar, lo que significa una sobrecarga en las articulaciones de la espalda baja y también de la pelvis. A eso, debemos sumarle la acción de la hormona relaxina, que promueve una mayor laxitud de los tejidos, haciéndolos más inestables.

Es por esto, que las mujeres gestantes están propensas a sufrir dolores lumbares y pélvicos. Por lo tanto, se hace indispensable para evitarlos y llevar una gestación sana y activa, mantener una buena postura, realizar ejercicios estabilizadores, de movilidad y flexibilidad.

Existe un músculo que podríamos considerar la “estrella” en esto de la estabilización lumbar y pélvica: el Transverso abdominal.

Es una verdadera faja natural, ya que sus fibras son horizontales, rodeando y cerrando el abdomen, tal como lo hacen las fajas que compramos cuando no sabemos que ya tenemos una y que ¡sólo hace falta activarla!.

La activación del transverso abdominal disminuye las fuerzas compresivas sobre la columna, mantiene las vísceras abdominales en su sitio y tiene una función espiratoria. Cumple además una función muy importante en el parto, al ser el músculo que realiza el pujo.

Su activación es muy simple, tan sólo toma aire por la nariz a la vez que inflas el abdomen. Al botarlo por la boca, contrae el abdomen hundiendo el ombligo. Acostúmbrate a llevar siempre el ombligo hundido, notarás como se alivia tu columna y como toda la postura mejora. Y no te preocupes, que aunque notes que tu guatita se “entra”, tu guagua está perfecta en la comodidad de su saco amniótico


64 vistas
  • Facebook
  • Instagram

+56 9 4920 3395

Las Condes, Santiago