Recomendaciones básicas para visitar a una nueva madre y su recién nacido

February 27, 2019

 

 

Habitación de una clínica, madre recién parida, bebé intentando entender que pasa a su alrededor mientras una decena de personas conversan sobre el acontecer mundial, el último partido del campeonato, el clima o lo mucho que pesó. Múltiples voces, olores y consejos invaden la necesidad de esa mujer y ese recién nacido de conocerse, adaptarse, lograr instaurar la lactancia y descansar. Esta escena, se repite todos los días en las maternidades públicas y privadas de nuestro país y el mundo.

Aunque en nuestra cultura el nacimiento es algo tremendamente social, lo cierto es que es algo muy íntimo. La única necesidad real de un recién nacido es el calor y el alimento del cuerpo de su madre. La única necesidad de esa mujer es la tranquilidad necesaria para descansar y conocer a su cría, poder adaptarse juntos a este nuevo inicio. La única necesidad de esa nueva familia es la intimidad.

Los primeros días de vida son cruciales y no volverán. Una recomendación básica es no ir a visitar a un recién nacido al hospital o a la clínica, a menos que sea una petición expresa de la madre. La nueva familia tiene el derecho de vivir esos primeros días en calma, sin interrupciones.

Si la visita será una vez que la familia esté en su casa, de todas maneras existen algunas recomendaciones para tomar en cuenta.

  • En primer lugar, jamás llegar de sorpresa. Por favor llamar siempre, - independiente del grado de cercanía -, antes de ir para asegurarse que es un buen momento. De otro modo, simplemente no ir, ya habrá ocasión.

  • Las visitas de este tipo deben ser cortas. No olvidar que lo que más requieren esos nuevos padres es tiempo a solas con su hij@.

  • No esperes que te atiendan. Ya suficiente trabajo hay con un bebé en casa como para además atender visitas. Por el contrario, ofrece tu ayuda para alguna actividad doméstica o para quedarte con el bebé mientras la mamá puede ducharse tranquila.

  • No llegues directo a tomar el bebé. Siempre pregunta si puedes hacerlo primero!, y además lava tus manos antes y evita el perfume.

  • Un detalle que se agradece es llevar algo para la mamá, como comida saludable preparada para ese día. Si hay más niños, llevar algún detalle para ellos también es un lindo gesto.

  • Por favor no des consejos que no te han pedido, evita comparar o hacer comentarios con respecto al cuerpo o aspecto de la madre y escúchala si necesita hablar.

Desarrollar la empatía por esa madre y ese recién nacido es fundamental para ir generando este cambio cultural. La prioridad siempre debe ser el descanso, la recuperación y respetar los tiempos de cada mujer para poder adaptarse a esta nueva vida junto a su bebé.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes